Cuando empecé la formación de Voice and Speech Coach, en Alemania, estaba claro para mi, que entraba más profundamente en el mundo del desarrollo personal. Después de más de 20 años de clases de canto, me di cuenta que los ejercicios y conceptos de la formación me eran familiares, solo en ese momento pude entender la relación entre ellos. Mi formación de pedagoga de respiración me ayudó muchísimo, así pude colocar juntos los trocitos de mis puzle, y armarlo. Pero solo cuando estudié psicología pude entender las causas de los conceptos y profundizarlos.

Muchas veces la gente me pregunta: ¿Para qué se hace? ¿Se canta en un voice coaching?

Voice

El voice coaching profesional va más allá de la voz. La voz es una expresión que está relacionada con nuestra postura, nuestra respiración (que además están relacionadas entre sí), nuestras emociones y estados de ánimo. En nuestro cerebro el área de la producción de palabras (Broca), está casi al lado del área motriz y relacionado con el centro emocional. Así podemos explicar la mímica y la gesticulación que acompañan a las palabras. Por eso “aprender” a gesticular (o a disminuirla) resulta ser una tarea muy complicada y además daremos una impresión poco auténtica.

Pero podemos aprender a tener una postura adecuada, que apoya a una respiración baja y profunda (diafragmática). Esa resulta ser, no solo más saludable, sino que también nos ayudará en momentos de estrés o cuando tengamos miedo escénico, ya que que por el diafragma pasa el nervio vago, responsable de la relajación corporal.

Ejercitando la voz y su sonido, podemos bajar el tono de voz, o encontrar el tono adecuado para esa situación especial, ya sea una presentación de negocio o una negociación. Podemos aumentar la claridad de la voz, trabajando sobre la fuerza y capacidad de aumentar el volumen. Podemos también trabajar con el lenguaje, dado que está ligado con la voz y la respiración. Si tomamos en consideración, por ejemplo, la velocidad del lenguaje, nos daremos cuenta que cambiando el ritmo (poniendo pausas) cambiaremos también la respiración y la calidad vocal.

Un voice coaching de calidad ofrece, también, la posibilidad de analizar la situación y el contexto en donde nos encontramos hablando.

En pocas palabras: nuestras emociones influyen sobre nuestra postura y nuestra voz, y este factor se ha de tener en cuenta. Solo así podremos generar un anclaje para un aprendizaje a largo plazo, y para tener éxito en situaciones comunicativas. Hay muchos más factores para hacer un proceso de voice & speech coaching: para hablar en público con impacto, para tener “networking” de calidad, para aumentar la economía de la voz y disminuir la posibilidad de una enfermedad de las cuerdas vocales, para controlar emociones, para controlar el estrés y el miedo escénico, para desarrollar una imagen más competente y segura, para desarrollar una comunicación más asertiva…

El voice coaching es un acompañamiento integral que nos ayuda a tomar consciencia de qué es la comunicación interpersonal, y también a conocernos mejor. Y es cuando nos conocemos más que sabemos cómo enfrentarnos a diferentes situaciones comunicativas, que quizás puedan generarnos estrés o que puedan resultarnos complicadas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *